Información básica sobre las tiendas japonesas y cómo comprar los productos del día a día

May 31, 2017


Al contrario que en muchos supermercados occidentales, las tiendas en Japón suelen estar divididas en tiendas de productos comestibles y en droguerías donde puedes encontrar desde productos de limpieza hasta medicamentos. Aunque hay algunos supermercados que ofrecen ambos servicios en un mismo lugar, lo usual es encontrarlos divididos en distintas tiendas en un mismo complejo.

 

En cuanto a la variedad de productos, puedes encontrar ciertos alimentos básicos en la dieta occidental, tales como pan, pasta, carnes rojas, pollo y pescado. Sin embargo, la mayoría de artículos que encontrarás están relacionados con el panorama culinario japonés, así que, si buscas algún producto específico de tu país, o algo especialmente exótico, la mejor opción sería ir a una tienda especializada en alimentos de importación.

 

Asimismo verás que muchos centros comerciales y supermercados tienen tintorerías y sastres asociados. Normalmente los encontraras dentro o al lado de la propia tienda, lo que significa que puedes dejar tu ropa lavando o en el sastre mientras realizas la compra diaria.

 

Algo que es importante tener en cuenta es lo caras que pueden ser las tiendas japonesas. Algunos pueden tener una idea equivocada debido a los bajos precios de los supermercados asiáticos que se encuentran fuera de Japón. Pero especialmente si vives en grandes metrópolis como Tokio veras que los precios pueden ser sorprendentemente altos.

 

Sin embargo, hay algunos trucos que puedes usar para ahorrar dinero. Uno bastante común es ir a comprar alrededor de una hora antes de la hora de cierre. Sobre esa hora, a muchos productos, como las cajas de bento precocinadas, le reducen drásticamente el precio, a menudo hasta un cincuenta por ciento.

 

Otro hecho del que puedes sacar provecho es que en las tiendas japonesas de comestibles es posible comprar alimentos frescos en porciones más pequeñas. Por ejemplo, si vives solo y es muy probable que una calabaza o una col entera se echen a perder antes de que te la acabes, puedes comprarlas en mitades o cuartos.

 

Si buscas precios aún más bajos, las pequeñas fruterías y verdulerías familiares que normalmente se encuentran fuera de los centros comerciales, y normalmente alineadas a lo largo de las calles, son también una buena opción. Así además puedes apoyar a los pequeños negocios locales.

 

Al contrario que en muchos países occidentales, donde este tipo de establecimientos tratan de igualar sus precios con los de las grandes cadenas de tiendas, verás a menudo que en Japón te ofrecerán el mismo producto por un precio considerablemente más reducido. Así que siempre y cuando estés dispuesto a dar tres viajes distintos al supermercado, a la droguería y a las verdulerías y fruterías en las calles, podrás ahorrar una buena cantidad de dinero.

 

SR Svich

LEAVE A COMMENT