Las escuelas de postgrado en Japón

Mar 3, 2016


Cuando oímos hablar sobre postgrados universitarios, lo primero que viene a nuestra mente suele ser una imagen compuesta por infinitos trabajos académicos, proyectos científicos y agendas bien apretadas. Bueno, en Japón estas ideas resultan insuficientes para tener una buena percepción del funcionamiento de las escuelas de postgrado en el archipiélago. Para los extranjeros, es difícil entender los métodos de enseñanza en una nación cuyos orientales misterios resultan ambiguos. Bueno, para ayudar a tener una idea más clara vamos a enseñar cómo suele ser el día a día de un estudiante de postgrado en Japón.

 

Por lo general, en Japón los estudiantes de postgrado están ligados a sus investigaciones individuales todo el tiempo hasta que finalizan la tesis. Por tanto, esto implica que los estudiantes deben decidir sobre qué tema van a investigar al empezar los estudios, o incluso antes de solicitar plaza en la escuela de postgrado. Para cada estudiante su proyecto de investigación es realmente lo más importante en los 2 ó 3 años de duración del curso, porque el resultado final del proyecto será la herramienta primordial para evaluar su graduación. En la mayoría de casos, los estudiantes deberán presentar su tesis enfrente de profesores trajeados y muy serios. Suena un poco intimidante, ¿no?

 

Aun así, no te asustes, nadie puede llevar a cabo tan costosa tarea de un solo golpe. Así es cómo suele organizarse la cosa en Japón: los estudiantes de postgrado acostumbran a cursar un seminario semanal obligatorio (llamado zemi), mediante el cual tienen contacto con sus supervisores y así les reportan el progreso semanal de su tesis. Si un profesor nota que su estudiante está confuso o necesita ayuda, no dudará en ofrecerle consejo.

 

Basándome en mi experiencia personal, los profesores japoneses por muy severos que parezcan suelen ser muy simpáticos y con mucha predisposición a ayudar. Así que no te preocupes, si estudias un postgrado en Japón nunca estarás sol@.

 

Aparte de apoyarles en sus proyectos de investigación, las escuelas de postgrado también ofrecen cursos a fin de ampliar el bagaje profesional y cultural de los estudiantes. Las clases son distintas a las que se dan en los grados universitarios, porque en comparación las clases de los postgrados siempre se componen de menos estudiantes, lo que supone más oportunidades para cada estudiante de poder hablar y participar en las actividades. En cuanto a las tareas, en un postgrado son más duras, incluyendo complicadas lecturas y agotadores trabajos académicos. En este aspecto pienso que las escuelas de postgrado de Japón son similares a las de América, porque ambas priorizan la diligencia, el pensamiento crítico y los resultados.

 

Ahora que ya has leído entera esta reseña, te habrás dado cuenta de que estudiar un postgrado en Japón no es tarea fácil. De todos modos quiero aclarar que no estoy intentando desalentar a todos aquellos que deseáis proseguir con vuestros estudios aquí en Japón, para nada, pero sí que cabe remarcar que una buena preparación será de gran ayuda. Por lo que si planeas sacarte el máster en Japón, prepárate a consciencia y disfrútalo. Al fin y al cabo, en este país la diligencia siempre funciona.

Graduate school1

Foto 1: Campus de Waseda University

 

Graduate school2

Photo 2: vistas desde Waseda University.

 

Peiwei

China

Are you seeking a new job? Our service can help you to do it.

Guidable Jobs

スポンサーリンク

LEAVE A COMMENT

Your personal information will only be used for inquiry response.

SPECIAL

CATEGORY

OUR EVENT

OUR SERVICE

Popular Articles

Recommended Articles