4 consejos para trabajar en una compañía japonesa

Oct 16, 2017


¿Qué haces actualmente en Japón? Estas trabajando o planeando conseguir empleo? Quizás estés interesado en trabajar ya que estas impresionado con el ambiente de trabajo de las oficinas japonesas que hayas visto por internet, revistas o en TV; quizás ya hasta has decidido la compañía para la que quieres trabajar debido a lo mucho que te gustan sus productos. Como los bienes comerciales de Japón son conocidos por su alta calidad y el país es famoso por la cortesía y diligencia de su gente, y tal vez eso te hace pensar que el ambiente de trabajo es muy estricto y que los empleados japoneses siempre están sufriendo de mucho estrés, pero no siempre es así. Incluso debes de hablar muy bien el japonés si planeas trabajar aquí, aunque depende de la compañía y no es requerido en todos los casos, especialmente en compañías afiliadas con el extranjero y que usan inglés como el idioma oficial del empleo. Sin embargo, hay otras cosas más importantes que hay que tener en cuenta, aquí te presentamos 4 consejos para que triunfes en tu empleo en Japón.

Atuendo: crea una buena impresión.

El atuendo es lo más importante cuando trabajas para una compañía japonesa. Muchas empresas tienen su propio uniforme (a diferencia de las escuelas, los empleados solo usan el uniforme cuando están en tu turno). Por lo tanto, veras muchos asalariados con trajes de oficina todo el año compartiendo con compañeros (de otros departamentos) que están en ropa casual. A lo mejor te preocupas por ellos, en especial en el verano, porque parece que están incomodos usando corbata y chaquetas manga larga, pero este atuendo es usado para causar una buena impresión, especialmente a sus clientes aparte de que se considera buena costumbre. Sin embargo, este código de vestimenta está cambiando desde que el gobierno comenzó la campaña “Cool Biz”; trabajar con el atuendo más ligero posible, mangas cortas en verano, no corbatas, etcétera. Aun cuando tu compañía no tenga uniforme y la ropa casual sea aceptada, debes elegir tu vestimenta cuidadosamente, mientras unas compañías permanecen con un estricto código de vestimenta de negocios, otras aceptan jeans, sandalias de playa, maquillaje pesado e incluso pelo teñido de manera extravagante, si tienes dudas consulta con tus compañeros.

Puntualidad: el tiempo es dinero

El proverbio “el tiempo es oro”, es conocido también en Japón, es muy sabido que los japoneses son puntuales y creen es una norma común. Dicha puntualidad proviene del gusto de los japoneses de que todo siga un horario. Llegar tarde no es algo que debemos hacer como adultos, aun así, hay algunas personas que no saben manejar su tiempo. Afortunadamente, podemos llamar o escribir un e-mail o un mensaje instantáneo entre otras maneras de comunicarse con tu escuela, cliente, compañía etcetera, si crees que vas a llegar tarde para tu cita. Llegar tarde es indeseable, pero una notificación es siempre mejor que dejar a las personas esperando sin saber si te ha pasado algo y que se preocupen. Quizás pienses que los japoneses son muy estrictos con el tiempo, y que sería mejor que tuvieran la mente más abierta, pero como estás viviendo en Japón, sería mejor que te adaptes a la cultura. El proverbio “Donde fueres haz como vieres” es también muy conocido aquí.

Cuidando de tus compañeros de trabajo

Cuando se habla del carácter nacional japonés, se menciona siempre la cortesía, puntualidad y el cuidar de los que están a tu alrededor, también llamado omotenashi (hospitalidad). Aunque en verdad depende de la empresa, se espera de los empleados que sean considerados de los sentimientos de los compañeros y que todos hagan lo que se espera de ellos antes de que se les ordene. Por ejemplo, como escritora de artículos no se espera que solo escriba, sino que también prepare el café para mis jefes y compañeros sí parece que están cansados, o quizás darles artículos de papelería si los necesitan. Sin embargo, esta manera de pensar es muy conservadora y como nuestras tareas incrementan día a día, hay algunos empleados que hace solo lo que les corresponde y podrían frustrarse si se espera que hagan más de eso; o quizás los malacostumbres y después quieren que hagas todo por ellos. Si quieres saber quién necesita asistencia o no, te recomiendo que le preguntes a un compañero de trabajo al que le tengas confianza.

 

Conformarse a las normas: ser un empleado apropiado

Después de los dos elementos mencionados antes, la puntualidad y el atuendo, también tienes que seguir las regulaciones de tu oficina, las cuales aprenderás de tu jefe o del oficial de reclutamiento de personal cuando vayas a tu empleo el primer día. ¿Te has preguntado por que las empresas necesitan reglas, aunque ya sean compañías bien establecidas? Estas regulaciones están ideadas para hacer que básicamente los empleados se comporten apropiadamente como miembros de esa empresa, pero también incluyen reglas sobre obediencia. Aunque son menos que las reglas de la escuela, alunas de estas leyes podrían no estar escritas (significa que deben ser comprendidas y seguidas sin necesidad de guías). Por ejemplo, es recomendable notificar por email o llamar si vas a estar ausente del trabajo por alguna emergencia personal o por enfermedad (algunas empresas aceptan notificaciones por mensajes instantáneos de teléfono móvil). Estas regulaciones varían según la compañía, y no debes de tener miedo. En primer lugar, están ideadas para que no solo hagamos lo correcto como empleados, sino también para hacer del ambiente de trabajo menos estresante. Algunos de tus compañeros de trabajo japoneses serán algo tímidos, pero probablemente están ansiosos de llevarse bien contigo. Se alegre y ayuda a los demás.

Yuko, Japón.

Traducido del inglés por Cynthia Concepcion

スポンサーリンク

LEAVE A COMMENT

Your personal information will only be used for inquiry response.

CATEGORY

OUR SERVICE

Popular Articles

Recommended Articles